27 mayo, 2022

Superintendencia de Salud ordenó la liquidación de la EPS Coomeva.

2 minutos de lectura
Compartir en:

En los últimos tres años la EPS registró una pérdida cercana a 550 mil afiliados.

La Superintendencia Nacional de Salud ordenó la liquidación de la EPS Coomeva, después de demostrar la imposibilidad de mejorar su situación financiera y la protección a la vida y la salud de sus 1,2 millones de afiliados en 24 departamentos del país.

Cabe resaltar que la empresa promotora de salud estaba bajo las medidas de toma de posesión y de intervención forzosa desde hace varios meses. Sin embargo, pese a los esfuerzos de un agente especial designado por la Supersalud, ya había un «deterioro significativo en sus indicadores operacionales, asistenciales y financieros«.

Esta EPS estuvo en medida de vigilancia especial por cuatro años y medio, periodo en el que el ente de control le dio instrucciones para que diera respuesta a las múltiples quejas, reclamos y peticiones de sus afiliados.

Como consecuencia del desacato de la empresa, la Supersalud ordenó su liquidación y designó como agente especial a Felipe Negret Mosquera, quien deberá entregar a la entidad la base de sus afiliados para realizar el procedimiento de traslado a EPS receptoras que no cuenten con medidas administrativas y que den garantía del acceso oportuno a los servicios de salud.

De acuerdo con la información de la Superintendencia, la EPS tiene pasivos cercanos a los 1,7 billones de pesos y un nivel de endeudamiento de 1,6 veces sobre el valor del activo. Además, una brecha de 204.230 millones de pesos en el patrimonio adecuado y unas pérdidas acumuladas superiores al billón de pesos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *