29 julio, 2021

El Reto de Fúneme: Movilidad vs Costumbre

4 minutos de lectura
Compartir en:

En Cómbita, los alcaldes de los municipios circundantes a capital boyacense plantearon propuestas al respecto.

Alcaldes se reunieron el el salón social de Cómbita

El pasado 26 de diciembre de 2019 la alcaldía de Tunja expidió el decreto 0432, en el cual se establecen las nuevas rutas de ingreso y salida de los vehículos intermunicipales por la ciudad para la regulación de movilidad hacia la nueva Terminal de Transporte «Juana Velasco de Gallo», situación que modifica por completo la movilidad de quienes visitan la capital boyacense por estudio o trabajo y que utilizan el transporte público intermunicipal.

En la jornada del jueves los mandatarios de los municipios de Chíquiza, Tuta, Arcabuco, Cómbita, Oicatá y Sotaquirá, presentaron ante Alejandro Fúneme, sus inquietudes y las de sus comunidades, que se verían afectadas con la entrada en marcha de dicho decreto. Cabe resaltar que dicho decreto dio un espacio de tres meses, que finalizan el próximo 30 de marzo, tiempo en el cual se pretende que la comunidad conociera y se adaptara a las nuevas rutas de ingreso y salida de la capital boyacense.

Sin embargo, estas nuevas rutas generan en las distintas comunidades inconformismo, debido a que implicaría un aumento tanto en costos como en el tiempo de llegada a la ciudad. Nelson Pérez alcalde de Cómbita, solicitó que se les tuviera en cuenta a estos pequeños municipios que aportan aproximadamente el 16% de los pasajes vendidos al día en la nueva terminal.

“Las solicitudes son, que se respeten unos paraderos como ya lo habíamos manifestado: el primero en Los Muiscas por la cuestión de la Universidad de Boyacá; el segundo paradero propuesto es la UPTC, porque hoy contamos con un gran número de estudiantes que viajan desde Cómbita a diario y es una comunidad que viaja con muchos sacrificios al no contar siempre con los recursos necesarios; y el tercer paradero es en el barrio Los Patriotas, para que sean de entrada y salida de la ciudad» esas fueron las principales solicitudes realizadas durante la cumbre de Cómbita.

Por otro lado, Fredy Garzón alcalde de Oicata, sostuvo que se quiere poner sobre la mesa la posibilidad del ingreso por la avenida norte de Tunja de las rutas despachadas por las empresas Coflonorte y Gran Colombiana que son quienes prestan el servicio actualmente a Oicatá, de igual manera manifestó que, “se debe buscar la solución que no solo los municipios las necesitan, sino que principalmente requieren los pasajeros. Ya que los demás poblados estamos a menos de cinco minutos de la capital del departamento”.

Por su parte, Fúneme dejó claro que, para la administración tunjana, tanto los viajeros como los transportadores son de suma importancia, ya que contribuyen en favor de la economía de la ciudad, dinamizan la educación y el comercio, siendo aliados estratégicos. Es por esto que se ha venido revisando minuciosamente el tema de la movilidad a corto, mediano y largo plazo por lo cual se han analizado las siguientes alternativas:

1.     Modificar las rutas de transporte público para que conecten no solo con el nuevo terminal, sino también con las otras áreas de la ciudad.

2.     Permitir algunos puntos de acceso a la ciudad para que se realice el descenso de los pasajeros.

3.     El diseño la conexión de ciclo rutas con el nuevo terminal, para dar la oportunidad a los estudiantes de que se movilicen garantizando economía y mejoras en la circulación vial de la ciudad.

Sin duda se trata de un gran reto que afronta la administración actual de la capital boyacense, sin embargo, se espera que se logre generar una solución definitiva con la cual se vean beneficiados tanto los viajeros, como los transportadores y la ciudad.

Son varios retos que tiene Alejandro Fúneme, si mantiene el decreto tal como quedó establecido el pasado 26 de diciembre de 2019 por su antecesor, si prorroga su entrada en vigencia (hasta el 30 de marzo se permite especialmente el uso de la avenida Norte, Oriental y Patriotas para buses y busetas intermunicipales), o si por el contrario, accede a las pretensiones presentadas por los alcaldes y permite que se mantengan prácticamente las rutas como hoy están; está última sería una verdadera papa caliente por que también lo exigirán los pasajeros y empresas provenientes especialmente de Paipa, Duitama y Sogamoso.

Decenas de usuarios respaldan las solicitudes de los burgomaestres.

Por ahora la solicitud entra en estudio y se espera que cualquier decisión sea tomada dentro de la reglamentación vigente de la Superintendencia y el Ministerio de Transporte, así mismo que sea socializada con usuarios y empresas de transporte.

Redacción La Sonora: Gina Zambrano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *